top of page
  • Foto del escritorDaniel Jiménez

Novedades sobre el Octocrileno

En un cambio notable, la Unión Europea (UE) ha implementado regulaciones actualizadas sobre el octocrileno, un filtro UV orgánico frecuente en los productos cosméticos. Diseñado para proteger a los consumidores y las formulaciones de la dañina radiación UV, el Reglamento sobre cosméticos de la UE ahora impone restricciones al octocrileno, permitiendo una concentración máxima del 9 % en aerosoles propulsores y hasta un 10 % en otros productos.

Estas regulaciones, aplicadas desde el 28 de enero de 2023 para los productos nuevos y el 28 de julio de 2023 para los existentes, se implementaron luego de una evaluación integral realizada por el SCCS, que aborda las posibles propiedades de alteración endocrina.


Curiosamente, el Reino Unido mantiene una postura ligeramente diferente, permitiendo el uso de octocrileno como filtro UV hasta en un 10%, aunque en su forma ácida.


Sin embargo, Francia está adoptando un enfoque más proactivo, señalando un llamado a medidas regulatorias adicionales sobre el octocrileno debido a preocupaciones ambientales. Está previsto presentar una propuesta en el anexo XVII de REACH para abordar específicamente el impacto ambiental asociado con la sustancia. Francia inició una convocatoria de pruebas del 15 de noviembre de 2023 al 10 de enero de 2024 para recopilar información completa sobre los usos del octocrileno, sus efectos ambientales, las alternativas disponibles y los costos asociados.


Anses (Agence nationale de sécurité sanitaire de l’alimentation, de l’environnement et du travail en Francia) subraya los riesgos ambientales que plantea el octocrileno, particularmente para los ecosistemas acuáticos, incluidos los corales. La preocupación surge de la liberación de la sustancia durante el baño y el lavado por parte de personas que utilizan protectores solares que contienen octocrileno. Además, la contaminación del agua subterránea podría afectar potencialmente a los consumidores de agua potable.


Si bien el Reglamento sobre cosméticos de la UE aborda principalmente la seguridad del usuario, REACH abarca consideraciones medioambientales más amplias. Como tal, la restricción propuesta en el anexo XVII de REACH se considera la vía más adecuada para gestionar los riesgos medioambientales relacionados con sustancias cosméticas como el octocrileno. Este panorama regulatorio dinámico refleja un esfuerzo colectivo para equilibrar la innovación cosmética con una mayor conciencia ambiental.


Si necesita más información, no dude en contactarnos.



Referencias:


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page